Dra. Maria Guerrero Escusa

Dra. Maria Guerrero Escusa
FUNDADORA DEL CENTRO DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA, CAPS PSICOLOGOS EN 1991

ESTE ES UN BLOG DE VIDA, REFLEXIÓN Y ENCUENTRO

Deseo compartir con vosotros desde el sentimiento (corazón), el pensamiento (la cabeza) y las manos (la acción), todo ello con el deseo de que te ayude a vivir más plenamente vivo.

Te invito a participar activamente en este blog, nuestras experiencias son importantes y pueden ayudar a otras personas a enfrentar situaciones difíciles.

Puedes mandarme tus experiencias, lo que has hecho para salir de situaciones difíciles y qué has aprendido de ellas. Puedes mandarme las cosas que te parece que sería bueno que vieran otras personas y les puedan ayudar y puedes hacerlo con tu nombre y fotografía o de forma anónima.

Enviamelo a capspsicologos@hotmail.com, con la etiqueta MI REGALO PARA TI

TODOS PODEMOS AYUDAR



Gracias, por vuestros envíos y comentarios, son un regalo.

lunes, 26 de diciembre de 2011

CUENTO DE NAVIDAD


Era una Nochebuena fría y nítida con un cielo de color negro intenso en la que las estrellas centelleaban al ritmo de los latidos de múltiples corazones, cuando dos ángeles sobrevolaban encima de una gran ciudad.

Uno era un ángel instructor llevaba eones trabajando en la tierra y le habían asignado un ángel novicio que cursaba estudios angélicos.

Así que el ángel instructor decidió dar una clase práctica al ángel novicio sobre el comportamiento de la humanidad; uno de los conocimientos más difíciles que debe dominar un ángel.

De repente el ángel novicio exclamó:: - ¡Mira! Toda esa gente está celebrando la Navidad. ¿No es maravilloso?-

El ángel instructor respondió:: - Ya veo. Sin embargo, no es tan maravilloso como aparenta. Observa más detenidamente el comportamiento-

El ángel novicio muy contrariado dijo: - No lo entiendo. Mira esas calles tan decoradas, llenas de luces de colores por todas partes, la gente viste ropa muy elegante y casi todas las casas tienen decoraciones navideñas-

- No confíes en tus ojos, mi joven aprendiz. No es oro todo lo que reluce. Prueba a cerrar los ojos y dime, ¿Qué ves?- le preguntó el instructor

-'¡Navidad!¡Y puedo saborearla!. Hay dulces por todas partes: asado, turrones, cava, Los humanos están celebrando algo; eso seguro y no lo hacen todos los días-.dijo el novicio

-'No, pequeño aprendiz. Eso no quiere decir que estén celebrando la Navidad. Ellos podrían estar celebrando cualquier otro festejos. ¿De verás crees que están celebrando el nacimiento de Jesús?'.

El ángel novicio inspiró profundamente y contestó: - ¡No lo sé!.Es muy difícil apreciarlo con los ojos cerrados. Sólo puedo sentir que los hogares son cálidos y las calles frías. Trataré de tocar algo.- y acercándose a una casa y empezó a tocarlo todo sin ser visto.. De pronto exclamó: - ¡OH! Hay una gran cantidad de regalos y puedo palpar abrigos de piel en los colgadores. ¡Ah!, y también puedo oír cánticos.. ¡son villancicos! y la gente se está riendo un montón. Parecen felices. No hay ninguna duda::es Navidad.

Transcurridos unos instantes, el ángel instructor dijo: -No, mi aprendiz de ángel. Esto no es suficiente. Colócate estos tapones en los oídos. ¿Qué sientes ahora?'.

- Percibo humos. Puedo oler el humo de miles de tubos de escape de los coches de las personas que están conduciendo. Deben estar yendo a ver a sus familiares para pasar una noche agradable. Huele, esas fragancias y caros perfumes. Debes coincidir conmigo en que todo prueba que la de hoy es una noche muy especial-.

El instructor asintió: - Tienes razón. Es una noche especial. No obstante, has pasado por alto el sentimiento más importante que puede demostrarnos si realmente estamos en Navidad o no. Debes utilizar tu sexto sentido. Por favor, contén tu respiración y siente.

El ángel novicio hizo una pausa, tomó un aire y llevó a cabo una profunda respiración y entonces, dejó de respirar. Sintió múltiples sensaciones repartidas por el mundo. Entonces dijo: -¡OH, sí!, verdaderamente estamos en Navidad pero sólo algunos corazones de la humanidad: Algunos están llenos de Amor, Justicia y Paz, mientras que otros están vacíos y llenos de dolor..

El ángel instructor señaló: - !Lo conseguiste!. Has hallado la respuesta. La Navidad se vive en el corazón, la morada de Dios.

1 comentario:

  1. Si, nacer de nuevo en amor, paz, justicia,solidaridad... y sembrar actitudes de este tipo,positivas, luminosas, como si fueran estrellas.
    ¡Feliz Navidad María!Gracias por tus escritos.

    ResponderEliminar