Dra. Maria Guerrero Escusa

Dra. Maria Guerrero Escusa
FUNDADORA DEL CENTRO DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA, CAPS PSICOLOGOS EN 1991

ESTE ES UN BLOG DE VIDA, REFLEXIÓN Y ENCUENTRO

Deseo compartir con vosotros desde el sentimiento (corazón), el pensamiento (la cabeza) y las manos (la acción), todo ello con el deseo de que te ayude a vivir más plenamente vivo.

Te invito a participar activamente en este blog, nuestras experiencias son importantes y pueden ayudar a otras personas a enfrentar situaciones difíciles.

Puedes mandarme tus experiencias, lo que has hecho para salir de situaciones difíciles y qué has aprendido de ellas. Puedes mandarme las cosas que te parece que sería bueno que vieran otras personas y les puedan ayudar y puedes hacerlo con tu nombre y fotografía o de forma anónima.

Enviamelo a capspsicologos@hotmail.com, con la etiqueta MI REGALO PARA TI

TODOS PODEMOS AYUDAR



Gracias, por vuestros envíos y comentarios, son un regalo.

martes, 27 de julio de 2010

¿QUIERES ESCUCHARME?

Cuando te pido que me escuches y empiezas a darme consejos,
no haces lo que necesito;
cuando te hablo de cómo me siento
y tú me dices que debería sentirme de otro modo,
me hieres, hieres mis sentimientos;
cuando te hablo de mis problemas
y tú te empeñas en resolverlos,
me decepcionas, aunque te parezca extraño.


¡¡Escucha!!
yo te pido que me escuches
por que quiero sentirte a mi lado,
no te pido que me hables o me resuelvas
solo quiero que me oigas atentamente,
solo quiero que me escuches.
Cuando haces por mi algo que puedo hacer yo solo
refuerzas mis temores y mi sensación de ineptitud,
cuando aceptas mi derecho a sentir lo que siento
y a pensar lo que pienso,
por muy irracional que parezca,
me hace sentir bien conmigo y contigo
y entonces, soy más sensible a tus sugerencias.


Cuando escuchas mis sentimientos
me ayudas a descubrir qué se oculta detrás de ellos
y cuando eso me queda claro,
las respuestas resultan obvias y no necesito consejos.


Pienso que, tal vez,
esa es la razón de porque a algunas personas
les sirva la oración:
Dios es silencioso, no da consejos ni intenta convencer,
Dios solo escucha
y así facilita que cada uno encuentre sus respuestas.


Así es que , amigo, por favor escucharme sin más.
Cuando tú desees hablar, espera que yo termine
y, entonces, yo te escucharé agradecida.

6 comentarios:

  1. con decir precioso sobra todo lo demas. me lo debo aplicar frase por frase, pues muchas veces hago de esa escucha que interrumpe por ayudar y solo meto y me tambien meten la pata conmigo.un beso y me ha encantado el articulo.un besazo para ti maria.pagamar.

    ResponderEliminar
  2. Precioso y al vez importantisimo, la escucha es la base de la comunicación del entendimiento, del acercamiento a quien te habla y cuantas y cuantas veces caemos en el error de no hacerlo ,con el afan de ayudar en la mayoria de los casos ,sin darnos cuenta de que quien nos habla solo necesita eso, nuestro silencio, nuestra mirada, nuestra mano.
    Pido disculpas a todo el que en algún momento me haya necesitado y yo no haya sabido escucharle.

    ResponderEliminar
  3. ... POR ESO NO HABLO, POR ESO NO EXPLICO LO ME OCURRE A VECES, CUANDO EMPIEZO A HABLAR NUNCA TERMINO UNA FRASE, SIEMPRE HAY ALGUIEN ME ME DA SOLUCIONES QUE YO NO HE PEDIDO, Y DE ALGUNA MANERA ME ESTAN EXPLICANDO ALGO DE LO QUE YO NO HE DICHO NI ES ESO LO QUE YO TRATABA DE CECIR.

    ResponderEliminar
  4. Me voy de vacaciones!!!!!!!
    Solecito, El despertar de la sirena y buena compañia, tengo el éxito garantizado.
    Nos vemos a la vuelta.
    Muchos besos bombon.

    ResponderEliminar
  5. En efecto eso es lo que suele ocurrir cuando no nos sentimos escuchados, terminamos callando ¿para que explicar? cuando tenemos muros delante.
    Aparecen los sentimientos de frustración, rabia que no se atreve a salir y sobre todo lo que queda en el fondo es solo dolor.
    Aún asi, nunca dejes de decir lo tuyo, solo tú puedes hacerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Genialll preciosa, disfruta del sol, de la playita, el descanso y el encuentro relajado, te lo mereces.

    Muchos besos y hasta la vuelta, que vendrán negrita y guapisima, bueno, másss guapisima.
    Te quiero

    ResponderEliminar